Día Mundial contra la Trata de Personas

“La trata, daña gravemente a la humanidad”
30 de julio, Día Mundial contra la Trata de Personas

La trata de personas es uno de los aspectos más oscuros de la historia contemporánea, un fenómeno que trágica y lamentablemente, aún persiste en la actualidad.La trata humilla a millones de seres humanos en diferentes formas y situaciones, especialmente a los más vulnerables de la sociedad. Es una degradante violación de la dignidad y de los derechos humanos de hombres, mujeres, niños y niñas.“La trata, daña gravemente a la humanidad en su conjunto, destrozando a la familia humana y al Cuerpo de Cristo… constituye una violación injustificable de la libertad y la dignidad de las víctimas, dimensiones constitutivas del ser humano deseado y creado por Dios, por lo que debe considerarse un crimen de lesa humanidad”… “si bien queda mucho por hacer, son dignas de admiración las numerosas iniciativas que se desarrollan para prevenir el tráfico,  proteger a los sobrevivientes y perseguir a los culpables.”  (Papa Francisco, 11 de abril de 2019).

Los actores religiosos, políticos y sociales en su totalidad estamos llamados a compartir experiencias y conocimientos y a unir fuerzas en una acción sinérgica que involucre a los países de origen, tránsito y destino de las personas objeto de trata para garantizar resultados más incisivos y duraderos. Pedimos al Dios de la Vida el  coraje y la decisión de ser capaces de escuchar los gritos de auxilio de tantas hermanas y hermanos privados de su dignidad y de su libertad, y de acompañar, defender y solidarizarnos con ellos, descubriendo caminos hacia una solución pronta y duradera de este delito.

Fuente: Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes30 de julio de 2019
Foto: UNMT

[divider_top]

Jornada del SJM en Córdoba

El sábado 13 de julio en Servicio Jesuita al Migrante (SJM) en Córdoba llevó adelante una nueva edición del ‘Operativo Radex’. El principal objetivo de esta instancia es ayudar a las personas con los trámites para la obtención del Documento Nacional de Identidad (DNI). 

Para ello, la semana previa, varios integrantes del SJM se capacitaron para poder ayudar a realizar el trámite. Por esto, había en total 9 personas disponibles para atender a quienes fueron llegando a lo largo de toda la tarde.La mayoría de ellos ayudaban con trámites de Radex  mientras que otros se encargaban de atender casos más complejos. 

Esto significó una diferencia positiva respecto de la instancia anterior, donde sólo había una persona capacitada (Javier Hernández SJ, encargado de la oficina de Córdoba)  para realizar el trámite.

Además, estuvo presente la Cruz Roja, colaborando con la realización de los trámites y ofreciendo la posibilidad de realizar llamadas telefónicas a los países de origen. 

Al mismo tiempo, estuvo presente el encargado de migraciones de Córdoba, Javier Puente Rosas, quien colaboró en la atención de los casos más complejos. 

En adición a este servició, se armó un ropero comunitario en el patio del Colegio Sagrada Familia. Por lo que, una vez terminados los trámites, varios pasaron a buscar alguna prenda, en especial de abrigo, ya que, para quienes vienen de Venezuela, adaptarse al frío está siendo todo un desafío. 

Durante toda la tarde se ofrecieron, además, facturas y café para merendar. El clima, en general, fue muy ameno. 

El Servicio Jesuita al Migrante sigue creciendo en Argentina y Uruguay, en parte gracias a la dedicación y el cariño de tantos que se ponen al servicio; y en parte porque la necesidad de prestar un servicio de este tipo es muy grande.

[divider_top]