[divider_top]

Libro Movimientos migratorios en las fronteras iberoamericanas

sta edición es una ampliación del estudio publicado en 2016 con el título “Las Migraciones en las Fronteras en Iberoamérica”. Destaca este volumen por la incorporación novedosa del análisis de lo que sucede en la frontera de República Dominicana y Haití, la franja fronteriza de Brasil y la linde entre Paraguay y Argentina.

Las fronteras son límites trazados por la mente y la pasión humanas entre espacios diversos. Las fronteras son ambivalentes: constituyen a la vez un lugar de encuentro y de separación; bordes de colisión, pero también de fecundación mutua; paisajes compartidos por comunidades humanas y límites de soberanía nacional.

Las fronteras siempre fueron canales de tránsito, vías que permitían flujos de personas y de bienes. A través de ellas nos hemos enriquecido. Los procesos de encuentro no han sido sencillos, ni han estado libres de conflictos e incomprensiones, pero han permitido la evolución de las sociedades y su progreso. Hoy nos reconocemos como parte de una misma especie humana –o incluso familia– gracias a haber traspasado numerosas fronteras y a haber construido nuevas realidades: civilizaciones, ámbitos supranacionales de colaboración e intercambio comercial, áreas de influencia cultural o familias transnacionales.

Las culturas más abiertas y evolucionadas han sido cruce de caminos entre comunidades dinámicas en las que se produjo una fecundación mutua, superando barreras y distancias. Se afrontaron las
diferencias y surgieron sinergias que crearon nuevas realidad es. El diálogo y el intercambio cultural dan lugar a nuevas síntesis.

Las fronteras se reforzaron durante los procesos de construcción nacionales, durante los cuales se definieron los límites de los estados. Estos límites proceden en su mayoría de contiendas y guerras, de tratados de paz impuestos por los vencedores y de acuerdos internacionales de las potencias coloniales. Se trazaron con la sangre y aún se defienden con ella.

La globalización nos ha permitido comprender que todo está interconectado, que unos mismos fenómenos nos afectan a todos –aunque sea de modos diversos– y que todos somos responsables de la humanidad y del planeta. El proceso globalizador ha favorecido el movimiento de capitales, de bienes y de servicios, mientras ha puesto trabas a los flujos de personas, principalmente a los trabajadores pobres y de escasa formación. Una globalización que se ha desarrollado bajo el signo del poder de los capitales y subordinando a las personas.

Este proceso globalizador ha puesto de manifiesto las diferencias entre países y grupos, como nunca antes. La comunicación y el mayor contacto han permitido saber más unos de otros. Hoy todos somos conscientes de las enormes disparidades de bienestar, difícilmente justificables. Los excluidos buscan participar de ese bienestar, y en su medida, conseguirán hacerlo. No es posible poner puertas al campo. La migración es un proceso que aumentará en los próximos años. No será posible detener a los más necesitados cuando quieren participar de los bienes que nos corresponden a todos.

 

Las fronteras son hoy lugares privilegiados en los que estudiar qué está sucediendo en nuestro mundo, cuáles son las tendencias, las lógicas que prevalecen y los valores que se defienden. El Observatorio Iberoamericano sobre Movilidad Humana, Migraciones y Desarrollo (OBIMID) con sede en el Instituto de investigación sobre Migraciones de la Universidad Pontificia Comillas Madrid ha
coordinado el presente estudio sobre las migraciones en las fronteras en Iberoamérica, incorporando a la consideración un largo conjunto de fronteras: la frontera sur de España-Norte de África, la triple frontera andina Chile-Perú-Bolivia, la frontera Norte México-EE.UU, la frontera Sur México-Centroamérica, las fronteras de Colombia con Venezuela y Ecuador, la de República Dominicana con Haití, la franja fronteriza de Brasil y la de Paraguay con Argentina. Son una buena muestra en la que estudiar qué está sucediendo en estos espacios de tránsito, cada día más difíciles para los migrantes pobres y vulnerables.

Este estudio ha querido centrarse en cuatro ejes: la descripción de la frontera territorial, la regulación legal sobre los flujos migratorios en las fronteras, la exposición de las características socio-demográficas de los flujos migratorios y la descripción de los aspectos y situaciones de mayor vulnerabilidad e indefensión que sufren los inmigrantes.

El gran aporte, sin embargo, consiste en el protagonismo dado en el estudio a los propios migrantes. La riqueza de este documento reside por tanto en que está realizado a partir de la experiencia de cercanía y convivencia diaria con los flujos de migrantes en las fronteras mencionadas. El estudio contiene la requerida calidad académica, pero se apoya en la vida compartida con las personas en tránsito en las fronteras. No es fácil reunir tal variedad de escenarios y replicar las condiciones para el estudio. El resultado es una magnífica panorámica sobre uno de los patios traseros de nuestro mundo, en el que se muestran las lógicas y los valores que nos mueven.

En las fronteras iberoamericanas objeto de estudio queda de manifiesto la oposición existente entre una lógica del poder que refuerza las fronteras y una lógica humanitaria que trata de responder a las necesidades de las personas que las atraviesan. Se detecta la situación de particular vulnerabilidad que afrontan las mujeres y los niños, así como la extendida arbitrariedad de las fuerzas de seguridad en las fronteras, amparadas en la oscuridad de los vacíos legales. Se está produciendo también una progresiva externalización de las fronteras, a través de la cual los países más ricos tratan de detener el flujo de migrantes en una frontera anterior a su país, impidiendo de este modo que las problemáticas vividas lleguen a la opinión pública de sus países y debilitando las garantías humanitarias. Esto está convirtiendo a los países que antes solo eran de tránsito, en países de recepción. Es una de las falsas soluciones que están promoviendo tanto la Unión Europea como Estados Unidos, poniendo aún en mayor riesgo las vidas de las personas migrantes.

El presente estudio, después de analizar cada una de las fronteras, concluye con una descripción de conjunto de este fenómeno. Ofrece también algunas recomendaciones para mejorar la seguridad y la defensa de los derechos humanos de los migrantes. Propone mejoras en la atención a los migrantes que viven en las fronteras y programas de apoyo para su integración.

En definitiva, un ejercicio académico serio y riguroso, cercano a las vicisitudes de los migrantes pobres y vulnerables, que ofrece vías para afrontar las problemáticas surgidas en las fronteras desde las lógicas humanitarias.

 

Patxi Álvarez de los Mozos, SJ
Secretario para la Justicia Social y la Ecología de la Compañía de Jesús

Fuente: Jesuitas. Lat

[divider_top]

Medidas de Movilidad Internacional Dispuestas por (algunos) Gobiernos en la Región Vigentes al 1 de Diciembre de 2020

Argentina

Según las distintas disposiciones legales vigentes en la Argentina, las restricciones y los requisitos de ingreso o egreso del país son los siguientes:

  • Completar, de acuerdo al caso, la “Declaración Jurada Electrónica para el ingreso al Territorio Nacional” o la “Declaración Jurada Electrónica para el egreso del Territorio Nacional”.
  • Las personas que ingresan al país y transitaron por “zonas afectadas” se comprometen a permanecer aisladas en los lugares o sectores seguros definidos por el gobierno nacional, provincial o municipal durante 14 días contados a partir de la fecha de ingreso al territorio de la República Argentina.
  • Proveer información sobre su itinerario, declarar su domicilio en el país y hacer un examen médico lo menos invasivo posible para determinar el riesgo de contagio y las acciones preventivas que deben cumplirse.
  • Hasta el 20 de diciembre de 2020 no pueden ingresar al país las personas extranjeras que no residen en la Argentina, por ningún punto de acceso (puertos, aeropuertos, pasos internacionales o centros de frontera). La medida puede ser extendida.
  • También pueden ingresar a la Argentina los extranjeros cuyo destino sea otro país, siempre y cuando: no tengan síntomas de coronavirus, tengan pasaje confirmado de salida hacia el país de destino, cumplan con las instrucciones de la autoridad sanitaria nacional, y realicen su viaje por el corredor sanitario que haya establecido la autoridad.

No obstante, a partir del 30 de octubre quedó autorizado (en principio como prueba piloto) el ingreso de personas extranjeras provenientes de países limítrofes (Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay) con fines turísticos

  • Deberán ingresar por los siguientes Puntos de Entrada: Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini (Ezeiza, PROVINCIA DE BUENOS AIRES); Aeropuerto Internacional San Fernando (San Fernando, PROVINCIA DE BUENOS AIRES); Puerto de Buenos Aires (Terminal Buquebus, CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES);
  • El destino deberá ser el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA);

Información disponible en: https://www.argentina.gob.ar/justicia/derechofacil/leysimple/covid-19-prohibicion-de-ingreso-al-territorio-nacional 

https://ddjj.migraciones.gob.ar/app/

La decisión oficial disponible en: https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/236664/20201029  

  • Deberán completar la declaración jurada on line de la Dirección Nacional de Migraciones, 48 horas previas al viaje, e incorporar a la misma
  • Realizarse estudio diagnóstico con técnica PCR para SARS CoV2 (Covid-19) negativo o no detectable
  • Seguro que cubra internación y aislamiento para COVID-19, sin ningún tipo de límite ni restricciones.
  • Estarán exceptuados de realizar los 14 días de aislamiento social preventivo y obligatorio, si cumplen los requisitos y no se verifica riesgo de COVID 19
  • Actualizar su declaración durante el viaje si se tiene sintomatología pasible de caso sospechoso de COVID 19
  • Someterse a los controles de salud a la llegada al país, incluida una nueva toma de temperatura corporal
  • Cumplir con los Protocolos Específicos, en especial los Corredores Seguros y con los requisitos de la autoridad sanitaria local y contar con los respectivos permisos de circulación

Además, desde el 1 de diciembre de 2020, quedó autorizado el ingreso transitorio a la Argentina de personas extranjeras no residentes, que sean parientes directos de personas argentinas. Para ello, la persona que ingresa debe provenir de un país desde el cual no se necesite visado para ingresar a la Argentina. Y además: 

  • Demostrar en los puntos de control migratorio el vínculo familiar directo con una persona de nacionalidad argentina;
  • Ingresar por uno de los puntos autorizados 
  • Presentar al momento del ingreso al territorio nacional y ante el inspector migratorio, nota de solicitud donde se explique brevemente la necesidad de la visita, fechas de partida y regreso, lugar donde se hospedará el extranjero y toda otra información relevante que le sea requerida
  • Presentar constancia de PCR con resultado negativo -con un máximo de SETENTA Y DOS (72) horas de anticipación- y un seguro de asistencia médica que comprenda prestaciones de internación y aislamiento por COVID-19.

Disposición disponible en: https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/237884/20201130 

Bolivia

Según información aparecida en la página del Consulado General de Bolivia en Buenos Aires, las personas que se trasladen a Bolivia (extranjeras, residentes o nacionales) deben portar el resultado del test de COVID-19 mediante hisopado con la Técnica PCR-TR, debiendo tener resultado NEGATIVO, con un mínimo de 48 horas antes de arribar al país. Esto, además de los requisitos solicitados por las autoridades argentinas para salir del país, como la “Declaración Jurada Electrónica para el egreso del Territorio Nacional”. 

Disponible en: http://www.consuladogeneraldebolivia.com.ar/2020/07/29/el-consulado-general-de-bolivia-en-buenos-aires-coordinan-la-repatriacion-de-bolivianos-varados-en-la-argentina/  

Brasil

Existe una restricción de ingreso a Brasil para extranjeros (no residentes) de cualquier nacionalidad por carreteras, otras vías terrestres y acuáticas, en principio vigente hasta el 12 de diciembre. Están exceptuadas de esta restricción las personas de nacionalidad brasileña (por nacimiento o naturalización), así como las personas migrantes con residencia en ese país.

Según información aparecida en el portal del Consulado General de Brasil en Buenos Aires, las personas brasileñas o extranjeras que ingresen a Brasil, desde la Argentina, deberán tramitar la ya mencionada Declaración Jurada, y se les podría requerir un certificado consular de circulación, o un permiso (expedido por las autoridades argentinas) de viaje hasta la frontera internacional de ambos países

 Disponible en:http://cgbuenosaires.itamaraty.gov.br/pt-br/News.xml 

Chile

Medidas vigentes actualmente (al 23 de noviembre según información oficial):

Según información aparecida en el portal de las representaciones oficiales de Chile en el exterior, las/os chilenas/os o extranjeras/os residentes que regresan a dicho país deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Cuarentena de 14 días o PCR negativo tomado hasta 72 horas antes de embarcar; o PCR tomado en Chile, haciendo cuarentena hasta tener el resultado.
  • Completar pasaporte sanitario al ingreso. 
  • Formulario de seguimiento por 14 días desde el ingreso al país.

Las personas extranjeras que no sean residentes, por su parte, deben cumplir con los siguientes requisitos:

Cumplir con las disposiciones de la autoridad migratoria y contar con los correspondientes vistos de turismo o visas de residencia, según sea el caso.

  • Presentar Test PCR negativo tomado hasta 72 horas antes de embarcar.
  • Completar pasaporte sanitario al ingreso y formulario de seguimiento por 14 días
  • Presentar seguro de salud que cubra prestaciones asociadas a Covid-19 durante su estadía.
  • Conocer y respetar las disposiciones sanitarias de Chile, como el uso obligatorio de mascarilla, entre otros.
  • Desde el 23 de noviembre y hasta el 7 de diciembre, toda persona extranjera no residente que venga de países con circulación comunitaria deberá hacer cuarentena obligatoria de 14 días.

Información disponible en: https://chile.gob.cl/chile/recomendaciones-para-ingresar-a-chile-desde-el-23-de-noviembre

Paraguay

Para el 21 de octubre de 2020, tal como se informó a través del Consulado General en Buenos Aires, el gobierno de Paraguay actualizó los requisitos exigidos para el ingreso de nacionales y extranjeros provenientes de la Argentina, flexibilizando aún más las restricciones vigentes hasta el momento. Las disposiciones, que aplican para ingresos terrestres o aéreos, se transcriben a continuación[4]:

  • Pueden ingresar connacionales, extranjeros residentes y turistas; sin necesidad de autorización previa del CODENA.
  • Para la salida/ingreso del territorio argentino: Deben completar la Declaración Jurada de la Dirección Nacional de Migraciones, dentro de las 48 hs. previas al viaje. Se tramita desde: https://ddjj.migraciones.gob.ar/app/
  • Para el ingreso a territorio paraguayo: Deben completar la Ficha de Declaración de Salud del Viajero dentro de las 24 horas previas al ingreso al territorio paraguayo, a través de la Web del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social del Paraguay. Se tramita desde: http://www.vigisalud.gov.py/…/pagin…/vista_viajeros_nor.html.
  • Los connacionales que cuenten con DNI (argentino) vigente, deben tramitar el permiso único de circulación hasta la provincia de frontera, seleccionado la opción de “Trámite Impostergable”, a través de: www.argentina.gob.ar/circular/tramite.
  • Los paraguayos que tienen solamente Cédula de Identidad paraguaya o Pasaporte, deben solicitar el traslado por vía terrestre en los términos de las disposiciones del Ministerio de Transporte Argentino a través de los consulados del Paraguay o la Embajada con al menos 48 hs. de anticipación a la fecha del viaje.
  • La cuarentena obligatoria de 14 días corridos podrá realizarse en el domicilio particular, sin necesidad de test/hisopado. Se podrá reducir el tiempo de cuarentena a 7 días si la persona realiza por sus propios medios un test (RT-PCR) con resultado negativo en las 72 hs. previas al ingreso al país y vuelve a repetir el test con un mismo resultado el día 7 de la cuarentena.
  • Si el connacional manifiesta que su domicilio no cuenta con las condiciones edilicias y área privada para realizar la cuarentena, puede solicitar un albergue público. (Debe contactar con el Centro de Coordinación Interinstitucional (CCI) – CODENA vía correo electrónico: codenapy6@outlook.com o llamando a los teléfonos de Paraguay 021-212099, 021-214034 y al 021-202131).
  • Continúan las opciones de Hotel Salud para las personas que así lo desean;
  • Se debe presentar test/hisopado si la estadía será menor a 7 días y puede circular desde el día uno;
  • Se requerirá un seguro internacional médico con cobertura para casos de COVID-19 a los extranjeros no residentes/turistas.
  • Hasta la fecha de la presente Circular las fronteras de la República Argentina permanecen cerradas por lo que un eventual ingreso a la Argentina quedará supeditado a las instituciones del Gobierno argentino.

Los países catalogados con “transmisión comunitaria”, según la OMS, disponible en: https://covid19.who.int/table (a la fecha (30/11/2020), la Argentina se encontraba entre ellos).

Perú 

Desde el 1° de noviembre de 2020, el gobierno del Perú decidió la reanudación de vuelos internacionales con varios países del continente, incluyendo a las ciudades argentinas de Buenos Aires, Rosario, Mendoza, Córdoba y Tucumán entre los destinos de vuelos comerciales. Esta medida, no obstante, está sujeta a la reapertura de fronteras aéreas y vuelos internacionales que dispongan las autoridades argentinas.

Además, todo pasajero que viaje al Perú desde la Argentina debe: 

  • Presentar en la sala de embarque del aeropuerto de inicio de su viaje el RESULTADO NEGATIVO DE UNA PRUEBA MOLECULAR (COVID 19), realizada con un tiempo no mayor de 72 horas antes de su viaje. Debe entenderse que las 72 horas serán contadas desde la fecha de emitido el resultado de la prueba. La prueba debe ser molecular, ya sea la rt-PCR o la prueba antígena.
  • Para el caso de menores de 12 años sólo se requiere contar con un certificado médico de buena salud.
  • Para el caso de viajeros que ya tuvieron el COVID 19 basta con presentar el certificado médico de alta epidemiológica o alta clínica.
  • Los pasajeros deberán emplear su mascarilla (tapaboca) en todo momento dentro de las instalaciones del aeropuerto y durante su viaje en la aeronave su mascarilla (tapaboca) y escudo facial.

En todos los casos los pasajeros deben cumplir con llenar la Declaración Jurada de Salud, del Ministerio de Salud del Perú, (https://e-notificacion.migraciones.gob.pe/dj-salud/) así como las respectivas disposiciones sanitarias argentinas.

Disponible en el portal del Consulado General en Buenos Aires: http://www.consulado.pe/es/buenosaires/paginas/informacion-comunidad-peruana.aspx 

 

 

[divider_top]